Luz del norte.



Una de las obras de Erika Nyholm.
Un año más, la exposición del premio Pilar Citoler ha abierto sus puertas en la sala Vimcorsa. Tras trece años y nueve ediciones, este certamen se ha convertido en uno de los más destacados premios fotográficos de nuestro país e incluso, está comenzando a ser apreciado fuera. Su prestigio es tal, que desde hace varias ediciones reconocidos fotógrafos del panorama nacional participan en él. Algo que sin embargo no está apartando al concurso de sus claros objetivos: autores jóvenes con una formación académica en bellas artes y una obra contemporánea innovadora.


José Guerrero con la obra ganadora.
En esta IX edición, el galardón ha recaído en el granadino José Guerrero y su obra Carrara #1. Este se ha embolsado una interesante cantidad de dinero, pero quizás mucho más importante sea la exposición individual en la próxima convocatoria y la publicación de un libro monográfico con la todopoderosa editorial La Fábrica. La obra de Guerrero se podría encuadrar en ese documentalismo urbano contemporáneo tan en boga, aunque con un mirada altamente crítica con el urbanismo y las ciudades de nuestro tiempo.  

Por otro lado, la sala Vimcorsa además de mostrar la obra ganadora y las seleccionadas de esta edición, también acoge la muestra individual de la anterior ganadora, la finlandesa Erica Nyholm.
Su trabajo se centra en el autorretrato y el retrato de su entorno de amigos y familiares. Una obra muy atractiva y que sin duda cumple con el estereotipo, al menos el que yo tengo, de la especial luz del norte. Una cita más que recomendable, especialmente en esta, hasta ahora, pobre temporada fotográfica 2017-2018 en Córdoba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.

El archivo Garzón online.