Volvemos a ser de primera


La portada de este lunes con el gol de Uli fotografiado por Francisco González.


Nunca he sido muy futbolero. De niño y chaval mi deporte favorito era el baloncesto, pero en mi barrio no había canastas y a lo único que se podía jugar en la calle, por muy torpe que fueras, era al fútbol. Con 10 años fui socio del Córdoba CF y el mundial del 82 en mi clase de octavo se vivió como el acontecimiento de nuestras vidas. Hoy nos guste o no es imposible aislarse de él, nos rodea por todos lados. Aunque no quieras, los informativos, las redes sociales o la charla del bar nos tienen al día del gol de Messi o de la última excentricidad de Ronaldo. Por el trabajo yo tengo la obligación de tener un mínimo de conocimientos y con el paso del tiempo hasta se ha convertido en uno de mis reportajes favoritos.

En nombre del fútbol se comenten enormes barbaridades, que muchos excusan o incluso defienden. Pero lo cierto es que este deporte nos guste o no es capaz de movilizar a una ciudad o a un país a la hora de un partido. Se que se trata de un gran negocio para algunos, pero es una actividad que además de con un balón juega con sentimientos y emociones. Por eso a veces en días como aquellos de julio de 2010 o los de esta última semana se le disculpan todos sus excesos. La alegría y entusiasmo que es capaz de generar este deporte es tan contagiosa que hasta el ciudadano más agobiado por estos tiempos de crisis es capaz de olvidar todos sus problemas por un ratito y evadirse a un mundo redondo y perfecto como un balón.

Hay muchas cosas más importantes que el fútbol por las que deberíamos luchar, pero esta semana Córdoba vuelve a ser de primera y la temporada que viene habrá más trabajo para periodistas y fotógrafos, porque como dicen los expertos: el fútbol es así.


La portada de ayer con la celebración en las Tendillas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.